Archivo de Frases con Sabiduría
Selección de frases, cuentos, conversaciones, mitos, paradojas, panfletos, opiniones, sentires, fragmentos y poesías de personas comunes, escritores, poetas, pensadores, filósofos, brujos, militantes, organizaciones, grupos, revistas, etc.
Frases con Sabiduría / hoja 97
Categories: Códice

“De la misma manera que se distingue en la vida privada entre lo que un hombre piensa y dice de sí mismo y lo que es y hace realmente, no hay nadie que no haya aprendido a distinguir entre la fraseología y las pretensiones mesiánicas de los partidos y su organización, sus intereses reales; entre lo que creen ser y lo que son. La ilusión que un hombre mantiene sobre sí mismo y sobre los demás no es básicamente distinta de la ilusión que grupos, clases o partidos alimentan en torno a sí y en sí mismos. Más aún, surgen de una única fuente: las ideas dominantes, que son las ideas de la clase dominante, incluso bajo su forma antagónica.” RAOUL VANEIGEM (1967)

“La lucha de lo subjetivo y de lo que lo corrompe amplía en lo sucesivo los límites de la vieja lucha de clases. La renueva y la agudiza. La toma de partido por la vida es una toma de partido política. No queremos un mundo en el que la garantía de no morir de hambre equivalga al riesgo de morir de aburrimiento.” RAOUL VANEIGEM (1967)

“El mundo de los ismos que envuelve a toda la humanidad o a cada ser en particular, no es más que un mundo privado de la realidad, una seducción terriblemente real de la mentira. El triple aplastamiento de la Comuna, del movimiento espartaquista y de Kronstadt la roja ha mostrado de una vez por todas a qué baño de sangre conducían tres ideologías de libertad: el liberalismo, el socialismo, el bolchevismo. No obstante, para que sea comprendido y admitido universalmente ha sido necesario que formas bastardas o amalgamadas de estas ideologías vulgaricen su atrocidad inicial mediante costosas demostraciones: los campos de concentración, la Argelia de Lacoste, Budapest. A las grandes ilusiones colectivas, hoy en día exangües a fuerza de haber hecho derramar sangre humana, suceden millares de ideologías parcelarias vendidas por la sociedad de consumo como otras tantas guillotinas portátiles. ¿Será precisa tanta sangre para demostrar que cien mil pinchazos de aguja matan tan certeramente como tres golpes de maza?.” RAOUL VANEIGEM (1967)

“Esta industrialización de la época estalinista revela la realidad última de la burocracia: es la continuación del poder de la economía, el salvamiento de lo esencial de la sociedad mercantil mediante el mantenimiento del trabajo-mercancía. Es la prueba de la economía independiente que domina la sociedad hasta el punto de recrear para sus propios fines la dominación de clase que le es necesaria: lo que equivale a decir que la burguesía ha creado un poder autónomo que, mientras subsista esta autonomía, puede hasta llegar a prescindir de la burguesía.” GUY DEBORD (1967)

“La propiedad privada del capitalismo decadente es reemplazada por un sub-producto simplificado, menos diversificado, concentrado en propiedad colectiva de la clase burocrática. Esta forma subdesarrollada de clase dominante es también la expresión del subdesarrollo económico; y no tiene otra perspectiva que superar el retraso de este desarrollo en ciertas regiones del mundo. El partido obrero, organizado según el modelo burgués de la separación, ha proporcionado el cuadro jerárquico-estatal a esta edición suplementaria de la clase dominante.” GUY DEBORD (1967)

“La ideología revolucionaria, la coherencia de lo separado de la que el leninismo constituye el más alto esfuerzo voluntarista, que detenta la gestión de una realidad que la rechaza, con el stalinismo reencontrará su verdad en la incoherencia. En este momento la ideología ya no es un arma, sino un fin. La mentira que ya no es contradicha se convierte en locura. Tanto la realidad como el fin son disueltos en la proclamación ideológica totalitaria: todo lo que ella dice es todo lo que es. Es un primitivismo local del espectáculo, cuyo papel es sin embargo esencial en el desarrollo del espectáculo mundial. La ideología que aquí se materializa no ha transformado económicamente el mundo, como el capitalismo que ha alcanzado el estadio de la abundancia; solo ha transformado políticamente la percepción.” GUY DEBORD (1967)

“La clase ideológica-totalitaria en el poder es el poder de un mundo invertido: cuanto más fuerte es, más afirma que no existe, y su fuerza le sirve antes que nada para afirmar su inexistencia. Es modesta sólo en este punto, pues su inexistencia oficial debe coincidir también con el nec plus ultra del desarrollo histórico, que simultáneamente se debería a su dominio infalible. Expuesta por todas partes, la burocracia debe ser la clase invisible para la conciencia, de forma que toda la vida social se vuelve demente. La organización social de la mentira absoluta dimana de esta contradicción fundamental.” GUY DEBORD (1967)

“La mayoría de nosotros llevamos vidas más bien superficiales, vidas con preocupaciones inmediatas, con inmediatos placeres y ganancias. Cuando éstos están satisfechos, vamos en busca de algo más. Comenzamos a investigar, a inquirir, a buscar algo que sea mucho más satisfactorio. Yo no considero que una mente así sea una mente seria. Una mente seria se ocupa no sólo de lo inmediato, de todas las demandas de la vida, sino también de la resolución de todos los problemas humanos, y no en un plazo futuro, sino inmediatamente. No permite que el tiempo la distraiga, no permite que influencia alguna la aparte de lo que quiere investigar y vive plena y totalmente. Me temo que la mayoría de nosotros (…) no somos lo suficientemente serios. No somos serios, en primer lugar porque no sabemos qué hacer, cómo proceder para resolver las muchas presiones, problemas y ansiedades de la vida. Estamos inciertos. Asimismo, tampoco somos serios porque íntimamente existe el temor. Nadie puede infundirnos certeza; nadie puede darnos la seguridad de una recta dirección, porque desgraciadamente no hay dirección. Es lo mismo que un río que va siempre corriendo, saltando sobre las rocas, sobre los precipicios, siempre en movimiento. Desde el momento en que demandamos estar seguros, estar ciertos, esa misma demanda engendra el temor.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“En primer lugar, ¿cómo podemos tener claridad? ¿Cómo va uno a ver, a actuar de modo que no haya confusión y que la acción no produzca ulterior miseria, conflicto y oscuridad? ¿Es posible que cada uno se mire a sí mismo y sus problemas tan claramente que no haya ni la sombra de una duda que nuble el problema, y por lo mismo, éste se resuelva totalmente?.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“¿Por qué yo, como ser humano no respondo a cada requerimiento de la vida tan plenamente que no haya fricción? Permanezco con el reto todo el tiempo; no hay defensa; no hay el huir de él. ¿Por qué? Cuando me hago a mí mismo esta pregunta, la reacción instintiva es encontrar la causa. Me digo: ‘He sido educado erróneamente, tengo tantas presiones, tantas responsabilidades, tantas preocupaciones; estoy tan condicionado…; todo mi pasado mi impide responder plenamente.’.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“ ¿Por qué dependemos de cualquier reto? La mayoría de nosotros estamos dormidos; nos hemos refugiado en nuestras ideologías. Tenemos defensas. Queremos estar a salvo, seguros. Queremos estar seguros en nuestras religiones, en nuestras creencias, en nuestros dogmas, en nuestras relaciones y actividades, y todo esto engendra letargo gradual, condicionamiento mecánico. Entonces, un reto viene a despertarnos. Lo importante del reto es que en verdad nos despierta; pero cuando despertamos respondemos desde un trasfondo y, por tanto, creamos más problemas. Incapaces de resolver los problemas, nos echamos de nuevo a dormir. Vuelve otro problema, otro reto; despertamos momentáneamente, pero de nuevo nos echamos a dormir. Y así es como vivimos. Si vemos este total proceso de enfrentarnos plenamente al reto con plena atención, entonces surge la pregunta: ¿Es necesario el reto de forma alguna? ¿Existe verdaderamente un reto? Un hombre que está completamente despierto no tiene necesidad de retos; no tiene problemas; él se enfrenta a cada reto en forma nueva. Una mente que está por completo despierta no tiene problemas y, por tanto, no depende del reto para mantenerse despierta. Esto puede comprenderse tan sólo cuando hemos hecho frente al problema, al reto, con plena energía, no desde un trasfondo. Una mente que no tiene retos está completamente libre, y desde esa libertad ella puede seguir adelante.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Es solamente la respuesta inadecuada a un reto lo que engendra temor. Existe el miedo a la muerte: el miedo a perder un trabajo; a la soledad; al miedo a no ser alguien; el miedo y la frustración de tratar de ser alguien, de llegar a ser famoso por varios medios, y el miedo de no llegar a serlo. Tales temores engendran neurosis, un estado neurótico de la mente. Cuando hay temor no hay efecto; no hay amor; no hay comunicación. Cuando hay temor hay un impulso mayor por defendernos. Cuando hay temor, la mente inventa todos los dioses, las ceremonias, los rituales, la división de la gente en europeos, americanos, chinos, hindúes. Entonces el temor comienza a inventar la paz, la unión de todas las naciones. Es el miedo el que lo dicta. Al miedo no le es posible resolver todos estos problemas.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“La situación a la que nos ha llevado la extrema derecha planetaria es a que muchos inconformes breguen por un capitalismo humanizado. Es lo que vemos en la generalidad de los gobiernos sudamericanos progresistas, pero también en la Europa bajo crisis y hasta en Israel con las carpas.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Estamos en pleno despegue, financiero, de los poderes coloniales o imperiales, que tienen a su vez, simultáneamente, una crisis insoslayable encima. Pero al mismo tiempo, en un momento de plena colonización mental, de identidad cada vez más absoluta con ‘el mundo metropolitano’.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“(…) En la posguerra, en el segundo lustro de los ’40, basado en el cual Perón acometió la inmensa tarea de actualizar el país, castigar el estilo medieval o aristocrático de sus capas empresarias y capitalistas, luchar por el respeto a los trabajadores, autocalificándose Perón de ‘el primer trabajador’, proyectando un capitalismo al sur americano reflejo del norteamericano, con similar voluntad expansiva, le significó que muchos privilegiados confundieran al peronismo con un movimiento subversivo, tomaran a Perón por ‘comunista’, sin darse cuenta que se trataba de una modernización del estilo político, mucho más rendidora para afianzar privilegios, precisamente. Y simétricamente, le significó el apego incondicional de grandes masas de laburantes que dio forma al polimorfo ‘movimiento peronista’, incluido sus alfiles, ‘los capos’ cegetistas, polea de transmisión entre ‘el líder’ y ‘sus’ descamisados…” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Aumentan las pruebas de que los peligros para la salud asociados a las microondas inalámbricas son al menos comparables, si no peores, que los asociados al tabaquismo. Pero a diferencia del tabaquismo, la exposición pasiva a las microondas será difícil de evitar si el wifi llega a estar en todas partes.” MAE WAN HO

“Con todos los peligros de incursionar en lo futuro, algo indeterminado por definición, e indeterminable, arriesgamos a señalar que Argentina tiene un futuro bifronte: avanzan todos los índices de ‘desarrollo’ económico y material (expansión de las ventas de artículos de consumo, aumento de unidades cibernéticas o automovilísticas) pero a la vez aumenta la desertificación, el arrebato de tierras a pobladores ‘tradicionales’ para engrosar el agro Hightech, con lo cual nos tememos que también aumenta el precipicio que separa a los que más tienen de los que menos tienen, y aumentan las secuelas de la contaminación de muy diversa procedencia, como lo vemos con la sensación que tenemos muchos, de que los cánceres se han convertido en el mal de nuestro tiempo. Y muchos entendemos que se trata de una plaga, no bíblica, sino tecnológica.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Los jóvenes ‘indignados’ primermundianos salen a la calle no sólo reaccionando contra el medioevo redivivo sino para defender su privilegiado y −planetariamente considerado−, parasitario estilo de vida, y ese enfrentamiento se ha convertido en ‘el conflicto mediático de nuestro tiempo’ (y ya sabemos que la tele dictamina lo que es y lo que no es: ‘lo que no se ve en la tele no existe’).” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Conviene recordar que entonces, en la segunda posguerra, los nazis resultaron los malos de la película. Eran malos nomás. Pero no eran los únicos malos; sólo que “la película” la llevó a cabo Hollywood y por eso resultaron así (ocasionalmente compartieron maldades con los japs). Pero, ¿qué había sido el colonialismo, el racismo y el genocidio sistemático que arrasó prácticamente a todos los continentes salvo el europeo?.“ LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“También en Europa hubo racismo y limpieza étnica anteriores al nazismo, pero comparado con lo sufrido en todos los demás continentes fue, hasta entonces, muy menor. Fue el nazismo el que desplegó en Europa el mismo estilo racista y despótico que caracterizó a la generalidad de las incursiones europeas en otros continentes. Los nazis por otra parte, declararon más de una vez que afinaron y extremaron los métodos que habían tomado de sus ‘maestros’, anglonorteamericanos.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“(…) A esa neobarbarie militarista hay que agregarle su fiebre tecnófila y su desprecio sistemático por la contaminación cada vez más generalizada. Llevados por ese vértigo de los ‘adelantos tecnológicos’ que nos van enredando en una crisis ambiental cada vez menos manejable. Una crisis también lexicográfica, semántica: a los agrotóxicos nos los presentan como ‘fitosanitarios’, a las fuerzas militares que invaden y arrasan aquí y allá las denominan ‘de Defensa’ e incluso en muchos casos ‘de liberación’; aluden a los zanjones y montañas de basura con la terminología de ‘cinturón sanitario’ o ‘repositorio ecológico’. Así tenemos a Occidente, ‘armado’ de dóciles herramientas como la ONU, la OTAN, el AFRICOM. cada vez más indiferenciadas entre sí, y demás piezas por el estilo, lanzado a un nueva ofensiva de conquista. Una recolonización del mundo que empezó, seguramente, cuando el colapso soviético. Pero que podemos ir distinguiendo cada vez más claramente.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Lo vemos con el arrasamiento de Irak, una forma ecocida y genocida de adueñarse de petróleo ajeno y de constituir geopoder, cuyos extremos de destrucción registra pocos precedentes. Como se dice de Atila, las fuerzas militares del eje anglonorteamericano han destrozado todas las infraestructuras retrotrayendo a esa sociedad a ‘La Edad de Piedra’, como gustan algunos decir, han contaminado con uranio empobrecido todo el territorio, augurando un reguero de enfermedades atroces y sin medida, y han obligado a los campesinos más antiguos de la humanidad, del mundo, a abandonar sus milenarias semillas para comprar, bajo pena de arresto, todas las semillas a Monsanto. Lo de la ‘operación de limpieza’ en Falluja debería ser de manual para ver cómo actúan los monstruos si los asesinos hubiesen perdido la guerra. Pero apenas podemos intuirla por indicios. Porque la están ‘ganando’…” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Las cúpulas de poder de EE.UU., Francia, el Reino Unido, Israel ya no necesitan cumplir con instancias de mediación, compulsas diplomáticas, atender el parecer de los más próximos, o ‘de la comunidad’. La Organización para la Unidad Africana, OUA reclamó el papel de intermediario en el conflicto dentro de su región aparecido o creado en Libia, pero ‘las potencias atlánticas’ ignoraron ese intento de mediación, muy sensato de una organización que agrupa decenas de estados africanos (todos menos Marruecos por su política colonialista propia, contra su vecino saharaui), que totalizan tal vez más seres humanos que todos los franceses, británicos, israelíes y estadounidenses juntos… pero claro, se trata de nigerianos, sudafricanos, egipcios, kenyattas, malíes…. todos ciudadanos que deben valer tres quintos, como valían los afros en la constitución de EE.UU. de 1776, o tal vez apenas un quinto, considerando los “valores” que se cotizan en el siglo XXI.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“La ONU no es sino la cómoda coartada de ese Occidente que, desembarazado de ‘la opción socialista’ procura readueñarse de todo. Un impulso que se ha convertido en un frenesí, a medida que se ha ido tomando conciencia de los límites planetarios, del carácter finito de los recursos. La ONU lleva un strip-tease de medio siglo y no nos ha mostrado sus partes pudendas sino su impudicia. Apenas funcional a la neoanglificación del mundo, más poderosa hoy que bajo el British Empire.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“Lo cierto es que la lucha por un capitalismo con rostro humano es también un cuento viejo y ya gastado. Los que hemos ido acumulando memoria histórica, conciencia política y conocimiento a secas, sabemos que esa lucha no tiene sentido. Y que dejarnos atrapar en ella es aceptar el papel del toro en el ruedo, bajo la mirada de quien domina el juego… y la carnicería. Y que la carnicería –no sólo la militar– está a la vuelta de la esquina.” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“El cáncer ha pasado a ser segunda causa de muerte entre niños y jóvenes mexicanos (de 1 a 19 años). La cantidad de malformaciones congénitas crece incontenible en las zonas fumigadas de la agricultura quimiquizada. En Santiago del Estero, Argentina, un informe oficial del gobierno provincial da cuenta de que entre 2000 y 2010 se ha cuadruplicado esa cantidad de malformaciones. ¡En sólo 10 años! Hasta la OMS, eterno ladero de los consorcios farmacéuticos menos confiables, acaba de aceptar, julio 2011, a regañadientes, luego de elusivos comunicados previos, que la frecuencia de glioma (un tipo de cáncer cerebral) ha aumentado un 40% en el mundo tras la difusión de los celulares (grosso modo, han pasado de dos mil a tres mil anuales).” LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2011)

“El mundo entero adora el éxito. Si tengo dinero, posición, prestigio, fama; si soy alguien y soy conocido por un número de lectores de periódicos, esto es muy placentero; me da un sentimiento agradable, pero ¿qué significa todo eso? ¿Existe tal cosa como la realización? ¿Qué es lo que estoy realizando y por qué quiero realizar? Quiero realizar, hacerme famoso, porque internamente no soy nada, estoy vacío, estoy solitario; soy una criatura miserable y me revisto con el plumaje de la fama, porque tengo alguna técnica para el violín, el piano o la pluma. Al realizar, estoy escapando de ese vacío, de esa soledad, de esa interminable actividad y fastidio, debido a que poseo una pequeña técnica. Ese realizar es un escape del hecho de lo que soy. ¿Puedo resolver lo que soy, esa fealdad, esa vaciedad, esa actividad autocentrada con toda esa neurosis y sus demandas? Cuando puedo resolver que no me importa si soy o no famoso, si hay o no realización, estoy más allá de toda esa estúpida fruslería.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Se han tratado tantas formas para detener el pensamiento: el ingreso en un monasterio; la identificación con alguna imagen, teoría o concepto; la disciplina, la meditación, el esfuerzo, la represión… El hombre ha tratado todo cuando es posible, se ha torturado a sí mismo en mil formas diferentes, porque entiende que pensar es muy doloroso. ¿Cómo puede ello lograrse¿ Ello envuelve una cuantas cosas. En el momento en que usted hace algo para detenerlo, el pensamiento se vuelve un problema. Surge una contradicción. Usted desea pararlo, pero él sigue adelante más y más. Esa misma contradicción engendran conflicto. (…) Así, pues, ¿qué ha hecho usted? Usted no ha terminado con el pensamiento, pero ha introducido un nuevo problema, que es el conflicto. Todo esfuerzo por detener el pensar, lo único que logra es alimentarlo, vigorizarlo. Usted sabe muy bien que tiene que pensar, tiene que ejercer todo su energía para pensar limpia y claramente, con cordura, en forma racional y lógica. Pero usted sabe que el pensar cuerdo, racional y lógico no detiene el pensamiento. Este continúa sin cesar.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“(…) El pensamiento tiene que usarse. En eso estamos todos de acuerdo. El pensamiento tiene su valor, su importancia, su sitio. Puede un ser humano vivir en un estado de mente tan tremendamente activa, que está vacía. Un tambor bien templado siempre está vacío y cuando se le toca produce el tono exacto. ¿Es posible para la mente estar de ese modo vacía? (…) No es sencillamente una cosa mística, vaga, adormecedora. Sólo como resultado del vacío es que uno puede ver la belleza de la vida, la belleza de un árbol. No puede uno ver si no está vacío, sin compromiso alguno, siempre aprendiendo, no acumulando, sino observando, despierta, alerta, sin elección alguna y, por lo tanto, con tremenda atención. ¿Han notado ustedes alguna vez que están completamente atentos, con los nervios, la mente, el corazón, el oído…? (…) En ese estado de intensa atención no hay pensar. Es sólo cuando estamos inatentos que empieza toda la farsa.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“La historia establece que el hombre ha tenido quince mil guerras en los últimos cinco mil quinientos años. Ello significa dos guerras y media por año. Los seres humanos se han entregado a una vida de violencia, ambición, codicia y competencia, la búsqueda de la fama, el prestigio nacional. Todo esto es violencia. ¿Cómo puede uno, no como americano, vietnamita o comunista, no en membrete, sino como seres humanos que somos usted y yo, dondequiera que vivamos, cómo puede uno poner fin a la violencia.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Yo, como ser humano, soy violento. Por la naturaleza misma de mi ser soy ambicioso, competidor, egoísta, codicioso, envidioso. Las células mismas de mi cerebro son el resultado de siglos de animalidad y soy violento. Después de leer historia, después de sufrir, digo: ‘No debo ser violento, la violencia llevará a ningún sitio’. Deseo librarme de la violencia y creo que teniendo el ideal de no violencia, puedo usar ese idea como trampolín para escapar de mi violencia. Eso nunca ocurre así. Lo que nos librará no será el ideal de la no violencia, sino el conocer de hecho la violencia, de conocer el hecho de lo que es, y no la idea de lo que debe ser, con todo lo cual se ha ensayado muchas veces. Interminablemente se ha predicado en favor de la no violencia, en la India y en todo el mundo. Toda religión ha hablado sobre el tema diciendo: ‘Sed bondadosos, sed apacibles, no hagáis daño, amaos los unos a los otros’. Pero las religiones no han promovido la paz, por el contrario, ha habido guerras religiosas. Lo que puede terminar con la violencia es el verla, el encararse a lo que es, lo cual significa no tener nacionalidad.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Los chinos invadieron a la India y cuando hablamos de este tema en la India, decían: ¿De qué habla usted? Se nos está atacando; en consecuencia, tenemos que defendernos. Se necesita un ejército, y ya hemos caído en lo mismo. El movimiento del odio, de la guerra, continuará a menos que todos nosotros veamos que el odio no puede terminar por el odio, por la defensa. Si fuéramos y dijéramos a los vietnamitas que no odiaran, nos tirarían al agua, o nos fusilarían porque nos creemos pacifistas. He ahí lo que queremos decir cuando sostenemos que tiene que haber una total revolución en la mente, de modo que dejemos de ser cristianos, budistas, católicos, comunistas, americanos, hindúes, alemanes, italianos. Somos seres humanos. LO que importa es la unidad del hombre, no la pugna entre un país y otro país.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“(…) La mayoría de nosotros vive una vida privada y una vida pública. Una vida pública está rota en fragmentos; en público actuamos con diferentes máscaras, diferentes actitudes, poses distintas. Tenemos tantas máscaras que nos ponemos con suma facilidad, y nos las quitamos únicamente en la intimidad de nuestras mentes y corazones. Si se tiene alguna seriedad, si nos damos cuenta, vemos que en la vida privada también hay varias máscaras: nos ponemos una frente a los amigos, otra en la intimidad de la familia, y si alguna vez estamos solos, usamos una máscara totalmente distinta. Cada una de ella están en contradicción con las demás, tantos las públicas como las privadas. Los más de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de ellas. Simplemente nos dejamos llevar, ajustándonos a las varias influencias y presiones, actuando y reaccionando de acuerdo con lo que dichas máscaras dictan. Y así vivimos una vida de contradicción y conflicto hasta que morimos.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Si vemos la naturaleza del nacionalismo, todo su contenido, no meramente en forma verbal, no sólo el agitar de banderas, o el pacifismo, sino todo su proceso; si lo comprendemos totalmente, todo ello ha terminado. Ya usted no pertenece a país alguno, a ningún grupo o raza.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“La tendencia adquisitiva es un comportamiento artificial, en el sentido de que es producido por la pura socialización, que no conecta con instintos ni pulsiones. No se trata, pues, de un móvil que sería difícil de contrariar para la socialización, porque no está inscrito en las capas más profundas del ser. Ese sería el caso de la posesión. Entendida como deseo de hacerse del alma de una mujer, o como los miedos de perder a un ser amado. La instalación de la tendencia adquisitiva es una operación cultural, necesaria para realizar la acumulación en las sociedades capitalistas con gran capacidad productiva, a nivel interno o a nivel del sistema. La atmósfera cultural, los valores inculcados desde la familia y la escuela, tanto como la propaganda y las estrategias de comercialización, alientan ese espíritu adquisitivo. Para que la adquisición alcanzara el estatuto de deseo reservado para lo que tiene raíces (instintos, pulsiones) tuvo que ocurrir una transformación en la naturaleza de lo deseable. Puede denominarse a ese proceso la externalización del deseo, su traslado desde las profundidades, donde habitualmente se le coloca, hacia la superficie. (…) La deseabilidad del consumo es alimentada por el circuito motivador de hedonismo.” TOMAS MOULIAN (1998)

“(…) La propaganda crea y reproduce en escala ampliada el deseo de la adquisición vertiginosa. Esparce ante nuestros ojos el deleite de los objetos o de los servicios, todo lo escenifica en medio de la belleza y el confort.” TOMAS MOULIAN (1998)

“En la televisión, las telenovelas vehiculan el mismo mensaje a través de la sentimentalización de la vida, la estetización de la pobreza, la presentación de un mundo colmado de seres ricos y hermosos. Un mundo de mansiones, donde casi nadie vive del agobio del trabajo. Un mundo idílico y romántico donde el principal sufrimiento son las penas de amor. En este consumo de imágenes placenteras y de historias con final feliz, los televidentes exorcizan la dureza de sus labores y el agobio de la metrópoli. A través de la identificación con los héroes, participan en la vida romántica y gozosa, viven como suyos los sufrimientos de los protagonistas.” TOMAS MOULIAN (1998)

“El desarrollo y expansión de una matriz cultural individualista-hedonista es una herencia de las dictaduras militares o de otros procesos de constitución de un capitalismo neoliberal. Ellas han hecho culminar la mercantilización de las sociedades y producido por tanto el ‘aburguesamiento’ de la cultura. Los sentidos de vida ligados a la matriz comunitaria han sido sustituidos por otros.” TOMAS MOULIAN (1998)

“Lo que nosotros conocemos de la acción es la repetición. Es como un hombre que va a una oficina durante cuarenta años hasta que se retira y muere, y la viuda recibe el dinero. Su actividad es repetitiva: continuamente hace la misma cosa, acaso un poco más hábilmente que el compañero, por lo cual le pagan un poquito más, pero día tras día repite el mismo patrón. Esta repetición de la misma actividad resulta muy cómoda. Uno se siente seguro. Jamás surge una duda. Nunca hay una pregunta. Es como si se nos llevara sobre una ola de algo establecido por la sociedad, como sucede cuando hay guerra. Durante una guerra todo el mundo está terriblemente unido; no tenemos responsabilidades; todo se nos dice y nosotros simplemente obedecemos. En general, para nosotros la acción significa repetición, y por lo tanto, no hay nada nuevo, nada fresco, nada que nos dé nueva energía. Pero cuando desaparecen las defensas, las pretensiones, las máscaras, surge entonces una clase nueva de acción, una acción que no se basa en la acumulación de experiencias y conocimientos, lo cual se necesita a cierto nivel de destreza.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“(…) Cuando se planta una semilla (…) ponemos en ello sumo cuidado. Hacemos el hoyo, abonaos el terreno y la sembramos. Tenemos que darle agua y solo; pero si todo el tiempo estamos sacándola para ver si germina, la matamos. He aquí lo que siempre hacemos. Oímos algo que puede ser verdadero o falso –ese no es el punto-, sino que oímos algo y enseguida reaccionamos, lo descartamos o aceptamos, lo negamos o hacemos algo al efecto. No nos cuidamos de ofrecerle una oportunidad de florecer.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

“Debemos hacer preguntas sobre todas las cosas: la nacionalidad, los reyes y reinas, el comportamiento del gobierno, las religiones: acerca de todo lo que sea de interés humano. Es necesario tener gran escepticismo. Es necesario que nunca digamos sí; antes bien, decir no y luego inquirir. Los más de nosotros sólo sabemos decir ‘sí’, porque así se nos educó desde niños. El padre, la madre, el sacerdote, el gobierno…, todo en derredor nuestros está condicionado y tanto influye en nosotros, que simplemente lo aceptamos todo. Así, pues, rara vez interrogamos, y cuando interrogamos, hacemos las preguntas más tontas.” JIDDU KRISHNAMURTI (1966)

Leave a Reply

 

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.